ISO 26000 De la Responsabilidad Social (RS).

Muchas veces hemos escuchamos hablar de las Normas ISO, pero sabemos a qué se refieren… “ISO” corresponde a la “Organización Internacional para la Estandarización”, la cual es una federación mundial no gubernamental, fundada en 1947, conformada por 163 organismos de estandarización uno por cada país partícipe, que tiene por objetivo generar una herramienta práctica para facilitar el intercambio de bienes y servicios entre las naciones, como así también la colaboración entre los mismo, siendo una guía que norma los estándares de estos bienes y servicios.

Es fácil advertir que “ISO” no es la sigla de “Organización Internacional para la Estandarización”, pero se utilizó el término “ISO” que proviene de griego “ISOS”, que significa “igual” para entenderlo como “estándar”.

Cada Norma ISO, se transforma en un acuerdo entre los países miembros, que son publicados bajo estándares internacionales, en la actualidad existen sobre 19.000 normas creadas por esta organización.

La Norma ISO 26000, de la RS, es el resultado de un proceso que duró casi diez años y que culminó el día 01 de noviembre del año 2010, logrando estandarizar una serie de criterios respecto a que significa Responsable Socialmente, en una sola norma internacional, aplicable a las empresas sin importar el tamaño de éstas.

Donde radica la importancia de esta norma para las empresas e instituciones públicas, que al implementar ISO 26000 inmediatamente genera una ventaja competitiva con las demás organizaciones que no la tienen, mediante lo cual la reputación de esta empresa aumenta al interior de la industria, lo que conlleve a poder captar y mantener a trabajadores, clientes y proveedores, mejorar las relaciones entre la empresa y los organismo estatales, medios de comunicación, clientes y sociedad en general, ya que se está haciendo responsable del impacto que causa su actividad económica en el medio ambiente y la sociedad, propendiendo al desarrollo sostenible, es decir satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la posibilidad que futuras generaciones puedan satisfacer las suyas.

ISO 26000, no es una norma jurídica de cumplimiento obligatorio, no obstante a ello cuenta con los principios que serán guía para las empresas que abrazan la norma, tales como la trasparencia, respecto a la actividad que se está desarrollando y su impacto en el medio, el comportamiento ético utilizando criterios de equidad e integración, respetando el interés de todas las partes interesadas, el principio de legalidad, respeto a la normativa nacional e internacional y por sobre todo el respeto a los derechos humanos.

Como consumidores tenemos un tremendo desafío, ser fiscalizadores de las organizaciones que nos rodean, que su comportamiento sea responsable socialmente, mediante la participación activa exigiendo el derecho a conocer las prácticas de las éstas, para que el acto del consumo se realice con plena conciencia, ya que en este sentido en un sistema económico de mercado los consumidores somos votantes, que utilizamos nuestros votos monetarios (pesos) cada vez que adquirimos algún bien o servicio y de esta forma estamos eligiendo que productos se fabriquen y a los lugares donde deben llegar. Por lo cual somos los principales censuradores de las empresas que no son socialmente responsables.

Por lo tanto este llamado no es solo a los empresarios y microempresarios a asumir el reto de integrar la RS en sus organizaciones, sino también a los consumidores a entregar sus votos monetarios a empresas socialmente responsables.

Comments are Closed