September, 2017

now browsing by month

 

Se promulgó la Ley de Aborto en tres causales

Finalmente, después de casi dos años y medio este jueves 14 de septiembre de 2017, se promulgó la Ley de aborto en tres causales, lo que implica esta normativa es la despenalización de la interrupción del embarazo en casos que la madre se encuentre en riesgo vital, que el feto o embrión padezca de una patología incompatible con la vida y en casos de violación.

En las últimas semanas he conversado con personas de distintos sectores políticos y religiosos, algunos de ellos con postura muy radical en contra de esta Ley, pero advertí que existe una tremenda falta de información en sus argumentos lo que me obligó a  volver a referirme a la temática, con la finalidad de aclarar algunas imprecisiones que le permitan avanzar en una discusión más informada.

La primera imprecisión, hay un sector de este grupo de personas que piensa que en Chile siempre ha estado penalizado el aborto y quiero contarles que es una falacia, ya que la penalización del aborto en Chile, es una herencia de la Dictadura, debido a que mediante la Ley 18.826 promulgada el día 24 de agosto de 1989 y publicada el día 15 de septiembre del mismo año, a pocos meses de las elecciones presidenciales en la cual salió electo Patricio Aylwin, el Gobierno Militar reemplaza el Art. 119 del Código Sanitario dejando plasmado: “No podrá ejecutarse ninguna acción cuyo fin sea provocar un aborto.” Poniendo con esto fin a la legalidad del aborto en Chile.

Segunda imprecisión, otros mencionaron que a esta Ley no le importa qué pasa con el violador y casi que queda impune, porque no se plasmó la obligación de denunciar, a ellos les quiero mencionar que la realidad es otra muy distinta, para precisar, en el Artículo 361 del Código Penal (CP), existe la definición de violación y dice “Comete violación el que accede carnalmente, por vía vaginal, anal o bucal, a una persona mayor de catorce años, en alguno de los siguientes casos:

  1. Cuando se usa de fuerza o intimidación; 2. Cuando la víctima se halla privada de sentido, o cuando se aprovecha su incapacidad para oponerse. 3. Cuando se abusa de la enajenación o trastorno mental de la víctima.

Además, el Artículo 361 CP, penaliza la violación, mencionando “La Violación será castigada con la pena de presidio mayor en su grado mínimo a medio”

Asimismo, el Artículo 362 del mismo Código Penal, puntualiza que si la víctima se trata de una persona menor de 14 años siempre será violación el acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, sin la necesidad de existan las circunstancias anteriormente mencionadas.

Por otro lado, el Artículo 175 del Código Procesal Penal, obliga a denunciar hechos que revistan de características de delitos de los cuales tomaren conocimiento miembros de las Policías, personal de Gendarmería, Fiscales y demás funcionarios públicos, Jefes de Puerto o Aeropuerto, estaciones de trenes o autobuses, Capitanes de nave o aeronaves, conductores de trenes, buses y otros medios de transporte o carga. En especial el legislador se refirió en este artículo a los Jefe de establecimiento hospitalarios o de clínicas particulares y en general los profesionales en medicina, odontología, química, farmacia y de otras ramas relacionadas con la conservación o restablecimiento de la salud.

También, menciona en este artículo a los Directores, inspectores y profesores de establecimientos educacionales, de los delitos que afectaren a los alumno o que hubieran tenido lugar en el establecimiento.

Para cumplir con esta obligación el Artículo 176 del mismo Código establece un plazo máximo 24 horas y el incumplimiento de esta obligación según el Artículo 177 CPP, es sancionado con las penas contempladas en el Artículo 494 del Código Penal.

Como podemos darnos cuenta en nuestro ordenamiento jurídico la tipificación del delito de violación, su penalización y la obligación de denunciar para funcionarios públicos, de salud, educación y otros, ya está plasmada y no es necesario volver a mencionarlos en otra Ley.

Además, quiero recordar que la Ley es definida como “una declaración de la voluntad soberana que manifestada en la forma prescrita MANDA, PROHIBE O PERMITE, en este caso lo que hace la Ley de Aborto, permite interrumpir el embarazo SOLO en estas tres causales. Aunque sea repetitivo quiero decir que esta Ley PERMITE no obliga hacerlo.

Otra opinión que escuché fue que en un sector de Santiago se había encontrado un feto y que esto era “por culpa” de la Ley de Aborto, esta acción está muy alejada del sentido de la Ley, ya que lo que busca es darle dignidad a la mujer para que en caso de alguna de las tres causales pueda interrumpir su embarazo en condiciones dignas, en un pabellón quirúrgico y no en la taza del baño o en la vía pública, por otro lado la promulgación de una Ley no fue la causal que esa mujer haya abortado, claramente es un embarazo no deseado y los culpables son la falta de educación sexual desde temprana edad y la falta de orientación parental sobre la materia, porque claramente no estamos en los ’80 tiempo en que a los jóvenes nos avergonzaba ir a comprar preservativos a la farmacia y tampoco los consultorios no los repartían tan libremente como hoy y menos existía la píldora del día después para “casos de emergencia”. Hoy en día si se gesta un “embarazo no deseado”, es solo por la irresponsabilidad de la pareja y digo de la pareja porque no solo es la responsabilidad de la mujer, ambos son tan responsables en ello.

Finalmente, quiero repetir que a causa de esta Ley no aumentaran los abortos y tampoco los violadores quedarán impunes, y si alguien no se encuentra de acuerdo tiene la libertad de no hacer uso de ella si es afectado por alguna de las circunstancia, pero no traten de imponer sus creencias político-religiosas sobre los intereses de la comunidad no creyente y del público en general.