Nacida en Chimbarongo…

La primera Senadora de Chile, doña María de la Cruz Toledo nació en Chimbarongo el día 18 de Septiembre de 1912. Autodidacta como mucha de las mujeres de su época no tuvo estudios formales y menos ingresó a la Universidad, lo cual no fue un impedimento para transformarse en una destacada en las letras. Desde muy joven comenzó a escribir artículos para diarios de la época y algunas revistas, por esta razón en su ficha parlamentaria fue consignado que su  profesión era escritora. En 1940 publicó un libro de poemas (Transparencias de un Alma) y en 1942 una novela (Alba de Oro), luego fue editora y redactora de la revista “Luz  Sombra”, dedicada a las personas con discapacidad visual.

Cuando ya tenía treinta y cinco años de edad, el movimiento en pos por la emancipación de la mujer chilena se encontraba en plena culminación a punto de alcanzar su máxima que fue conseguir el derecho a voto para la mujer en el año 1949, posterior a esto comienza la decadencia del movimiento, momento en que la figura de María de la Cruz, comienza a tomar fuerza, formando el segundo Partido Político Femenino de Chile (1946-1954). Sin lugar a duda que gracias al carisma de esta mujer este partido adquiere fuerza entre las mujeres de estratos medios y bajos, en especial la mujer trabajadora, para poder expandir los ideales del partido realizó concentraciones públicas La lucha de María de la Cruz se concentró en estudiar la legislación que favorece a la mujer, para poder educarla a que no solo tuviera derechos políticos, sino que también supiera hacer uso de ellos, desde la neutralidad política, ya que como ella misma lo decía “No somos de izquierda ni de derecha. Los hombres se dividen por la idea, nosotras nos unificamos por el sentimiento”, por lo cual solo bastaba con ser mujer para poder ser parte del Partido. Se cree que en su esplendor este Partido llegó a tener 27 mil miembros. De la Cruz Toledo, creó además un ropero para ayudar a las familias más necesitadas, fundó una Oficina Jurídica para la atención de las personas que lo requerían y no tenían recursos, intentó renovar el Organismo Regulador de los Precios de la época y transformar la Caja de Seguro Obligatorio en una Institución.

En 1948, se presentó a Candidata al Senado por Santiago, contando con el apoyo del aquel entonces Senador Carlos Ibáñez del Campo, pero fue derrotada, luego en las elecciones presidenciales de 1952, llegó hacer Directora de la Campaña de Ibáñez y cuando éste asumió como Presidente le ofreció el cargo de Ministra de Educación, el cual no aceptó siendo designada en ese puesto a María Teresa del Canto, también integrante del Partido. En el año 1953, se presentó como candidata al Senado, con la intención de ocupar el puesto que dejó Ibáñez, siendo electa con 107.585 de 210.802 votos convirtiéndose en la primera mujer senadora de nuestro país. Fue proclamada electa el día 3 de febrero de 1953 y juró el día 13 de febrero del mismo año. Lamentablemente su paso por el Senado fue por un periodo de tiempo corto y no aportó grandes proyectos ni iniciativas, ya que el día 4 de agosto de 1953, por 21 votos sobre 16 es inhabilitada discutiblemente como Senadora, ya que fue acusada de simpatizar con el Justicialismo Argentino y una supuesta comercialización y contrabando de relojes. Con la salida del Congreso de De la Cruz Toledo, comenzó a desintegrarse el Partido y nunca más se volvió a formar uno, por lo cual las mujeres comenzaron a integrar los partidos existentes.

En 1966 María de la Cruz, se une a las filas del Partido Nacional y en 1970 apoya activamente la candidatura de Jorge Alessandri.

Finalmente, el día 01 de Septiembre de 1995 dejó de existir en la ciudad de Santiago, a la edad de 83 años de edad.

Comments are Closed